El mundo del teatro por dentro. Lo que no se ve en una obra

Barcelona es una ciudad con una gran tradición teatral. Desde el mí­tico teatro Apolo, que abría sus puertas en 1904, el café-concierto El Molino reformado en 2010, u otros como Romea, Borrás, Teatreneu, Club Capitol, Poliorama, Sala Muntaner, El Maldà , Goya, Condal, Regina, Tantarantana, Atrium o la nueva Sala Hiroshima que tan buenas críticas está recibiendo desde su apertura; ahce aproximadamente 7 meses…

La ciudad ha contado con innumerables salas de teatro y espectáculos de los más variados géneros, y como no con extraordinarios artistas como Pepe Rubianes y muchísimos otros.

En su canal de Youtube el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte de España nos ofrece este vídeo en el que descubrimos cómo trabajan trabajan los regidores, los maquinistas, utilleros, iluminadores, técnicos de sonido, maquilladores, peluqueros y sastres dentro de las profesiones que hacen posible el teatro.

Detrás de la escena existen muchos puestos diferentes que a menuda son olvidados.

Sólo se les echa en falta realmente cuando existe algún fallo. Se trata de trabajos invisibles para el espectador, pero que sin ellos no podrán llevarse a cabo las fabulosas producciones de las que disfrutan los aficionados al teatro.

Comenzando por la regidurí­a, que consiste en coordinar todo el proceso técnico de detrás del telón, pasando por los técnicos de sonido, los maquinistas o encargados del decorado, los iluminadores y otros especialistas, este vídeo nos presenta un mundo desconocido para la mayoría. Es detrás del telón cuando verdaderamente comienza la magia del teatro: una obra de hora y media de duración lleva tras de sí­, aparte de numerosos profesionales muy cualificados, muchas horas de trabajo, producción y diseño que se desarrollan a través de varios meses de ensayos, trabajo duro y ardua preparación.

Aunque la fama se la llevan los actores y directores, el equipo de profesionales que trabaja junto con ellos hace posible que se levante el telón en cada acto.

Todo se mide al milímetro, así es como los artistas consiguen que el público reciba lo que desea: una experiencia única.

Este video pone rostro a varios de los profesionales que ofrecen su talento dentro de la escena teatral. Se trata sin lugar a dudas de un pequeño homenaje a todo un sector del que, como si de un iceberg se tratara, sólo es visible el 10%: la obra representada.

Guillem Clua i Jordi Cornudella presentan en Teatre Goya de Barcelona “73 raons per deixar-te”, una comedia musical en catalán que muestra las interioridades del mundo de la pareja e invita a reflexionar.

A reflexionar sobre eñ amor amor y el desamor a través de 14 canciones.

El montaje está muy ligado a la ciudad de Barcelona, en el que se conocen sus protagonistas. De hecho, una de las canciones del espectáculo recorre el trayecto de la Línea 3 del metro de la ciudad.

Elisenda Roca vuelve a dirigir un espectáculo musical tras el éxito logrado en 2014 con Te quiero, eres perfecto ya te cambiaré, que se convirtió en un los musicales de referencia de la temporada.

Después de 18 años, Abel Folk vuelve a interpretar un musical. El actor había participado en Guys & Dolls de Frank Loesser dirigida por Mario Gas en 1998.

SINOPSIS

Mercè y Toni hace tres años que están juntos. Tuvieron un enamoramiento de fuegos artificiales, un “flechazo”, como se suele decir, ya pesar de sus diferencias, todo indicaba que serían una pareja ideal.

Pero no ha sido así. Su relación no ha funcionado y cuando los vemos por primera vez, se están tirando los trastos a la cabeza. El amor incondicional se ha convertido en odio, las virtudes en defectos y los motivos para dejarse se multiplican en boca de ambos hasta llegar a setenta y tres.

obras de teatro en catalan

Ambos se ven obligados a comenzar una nueva vida separados. Eso sí, para salir adelante no estarán solos: cuentan con el apoyo de los respectivos consuegros. El padre de Mercè y la madre de Toni no se soportan desde el primer día que se conocieron, pero la separación de sus hijos les obligará a acercarse y llevará su relación familiar al límite.

De la mano de estos personajes, descubriremos la historia de amor de los jóvenes, desde el enamoramiento inicial hasta la ruptura, pasando por la convivencia, las discusiones y el día a día que nunca sale en las películas. Los cuatro se verán obligados a reflexionar sobre el amor, el desamor, el paso del tiempo y el valor de las segundas oportunidades.