El día 2 de enero de 2020 se puso en marcha la Zona de Bajas Emisiones Rondas de Barcelona. La entrada en funcionamiento de la ZBE evitará que 50.000 coches contaminantes entren en la ciudad los días laborables desde las 7 de la mañana hasta las 20 horas.

El concejal de Emergencia Climática y Transición Energética, Eloi Badia, ha celebrado este jueves en rueda de prensa la puesta en marcha de la medida. “Hoy Barcelona vuelve a ser noticia en Europa para tener una política valiente con respecto al medio ambiente y la salud como es esta Zona de Bajas Emisiones, una de las más grandes del continente”, remarcó, y añadió que la ciudad vuelve situarse al frente de las políticas verdes.

En el primer día de funcionamiento, la ZBE está desplegando con normalidad y con las 36 primeras cámaras instaladas ya operando. En cuanto a la circulación de vehículos, Bahía ha dado unos primeros datos que comparan el tráfico de hoy entre 7h y 10h de la mañana con la misma franja horaria del 23 de diciembre pasado, un día de características similares -un lunes de fechas navideñas sin actividad escolar ya dos días de un festivo-. Los datos, que deben tomarse “con la máxima cautela”, estiman una reducción de un 11% del tráfico interior, de un 15% a los accesos al a ciudad y de un 12% en las rondas.

Además, hasta el 30 de diciembre se han hecho ya 4.286 altas en el registro de vehículos para cicular la ZBE. Durante la última semana, la web metropolitana zbe.barcelona ha tenido 36.000 usuarios, y la herramienta de consulta de etiquetas y matrículas supera las 11.000 consultas semanales. Ha habido también 5.969 personas que han tramitado la T-Verde, el título que permite utilizar de forma ilimitada y gratuita los servicios de transporte público integrados si se da de baja y se desguaza un vehículo sin etiqueta ambiental.

La ZBE es una medida que protegerá la salud de la población, porque la contaminación provocada por el tráfico, especialmente para NOx y las partículas en suspensión, tiene un fuerte impacto en la salud y es una causa de muerte prematura, se produjeron 351 casos vinculados en 2018. la medida pretende cumplir los límites establecidos por la Organización Mundial de la Salud.

Deja una respuesta