Consejos básicos para el mantenimiento de una piscina

Tener una piscina está entre los lujos que se pueden disfrutar en verano. Es por ello, que cada vez son más las viviendas y comunidades de vecinos que apuestan por la instalación de una.

Sin embargo, las piscinas necesitan un mantenimiento adecuado para poder continuar operativas sin problemas. Para lograrlo es importante cumplir con algunas pautas básicas que puedan ayudarte en el proceso, las cuales te describiremos a continuación, aunque si quieres más información sobre el tema, te recomendamos visitar noticias uobpool.com.

Consejos para el mantenimiento de piscinas

Existen algunas pautas que puedes seguir para asegurar el mantenimiento de tu piscina de forma óptima para su uso. No olvides llevarlas a cabo y tendrás una piscina siempre lista para disfrutar del verano solo o con amigos y familia. Otro tema que se debe saber es cómo aclarar el agua de una piscina.

imagenes de piscinasSistema de filtrado

La pieza fundamental para que una piscina funcione adecuadamente es el sistema de filtrado. Es por ello, que es la primera cosa que se debe hacer para asegurar el mantenimiento de una piscina.

De la misma manera, debes tener en cuenta que el filtro es por donde pasa toda la suciedad que puede entrar en tu piscina, por lo que este se convierte en un lugar ideal para crear infecciones. Por esta razón, es importante que le realices una apropiada limpieza semanal a esta parte del sistema de filtrado, para evitar que el agua pueda ensuciarse y volverse peligrosa.

Desinfección del agua

Otro punto clave en una piscina limpia es la desinfección del agua. Debes tener en cuenta que el estado real del agua no siempre es posible verlo, por lo que es necesario tomar las previsiones necesarias.

En general, el agua puede estar aparentemente limpia, pero no en condiciones sanitarias aptas para bañarse, convirtiéndose en un cultivo de microorganismos que pueden infectar a cualquier persona o  conjunto de ellas.

Su programación debe realizarse de forma semanal, teniendo cuidado de no saltarse ninguna semana, puesto que puede ser arriesgado, esto sin importar el tipo de sistema de desinfección que utilices.

Actualmente, está muy de moda la utilización de la desinfección sin cloro o con sal, aunque aún hay personas que prefieren lo tradicional, utilizando cloro en sus piscinas.

Controlar el pH y regularlo de la forma correcta

Controlar el pH es necesario, ya que si está sin control, puede causar problemas como irritaciones y daños a materiales que utilices en tu piscina. En este sentido, debes de tener cuidado con el pH de tu piscina y procurar que se mantenga entre los 7,2 y los 7,6, de lo contrario puede ser peligroso.

Asimismo, que alcance niveles óptimos suele perjudicar al funcionamiento del sistema de desinfección, por lo que ocasiona más de un problema importante.

Para controlar el pH existen distintas herramientas de uso sencillo, como kits para la medición, tiras para análisis, lector digital y medidor electrónico, los cuales harán que puedas saber en qué rango está el pH de tu piscina todo el tiempo.

Si el pH está alto, puedes reducirlo de forma adecuada utilizando un minorador de pH, siendo un producto granulado o líquido y que actúa de forma efectiva. Por otro lado, si está bajo, podrás realizar el efecto contrario al anterior, con solo utilizar un incrementador de pH, el cual también se presenta granulado o líquido, manteniendo una forma de utilización muy parecida al minorador.

Este proceso te garantiza el prevenir un desequilibrio en otros parámetros del agua, por lo que mejora la calidad de tu mantenimiento y del estado de la piscina.

Previene el crecimiento de algas

Las algas pueden ser un dolor de cabeza para cualquier persona que quiera mantener su piscina lista para su uso. Estas apariciones pueden comprobarse de forma rápida al visualizar que el agua se está verdosa y puede ser algo realmente frustrante.

Sin embargo, puede realizarse un proceso de mantenimiento constante para evitar su aparición, lo cual no tiene porque ser algo de otro mundo. En este sentido, existen 3 aspectos claves para evitar la aparición de algas que son:

  • Cepillar las paredes de la piscina cada cierto tiempo para evitar su proliferación.
  • Determinar el nivel correcto de cloro en el agua.
  • Asegurar que el pH se mantenga siempre en niveles óptimos.

Sin embargo, también es necesario que aprendas cómo quitar las algas de una piscina, ya que es una información muy útil que puedes llegar a necesitar.

Cuestión de hábitos

Que puedas darle un mantenimiento adecuado a tu piscina depende más de tus hábitos que de lo cuidadoso que seas, por lo que es conveniente que aprendas sobre ello y te mentalices para llevar a cabo los procesos de forma exitosa. De esta manera, podrás contar con todo lo que necesitas para disfrutar de tu piscina sin problemas y poder invitar a familiares y amigos a disfrutarla contigo.

RELATED POSTS