La Generalitat de Cataluña, el Ayuntamiento de Barcelona y el Área Metropolitana de Barcelona acuerdan un cambio de modelo de tarifas para el 2020 para favorecer el uso del transporte público, con reducciones del precio de hasta el 25% para los usuarios habituales.

Es decir para aquellos que compren una tarjeta de abono mensual para viajes ilimitados, no para los que compren esporádicamente un viaje que supuéstamente subirá el precio actual; ya considerado en términos generales como “muy caro”.

La nueva propuesta simplifica la gama de títulos y da lugar a la T-usual, tarjeta de abono para viajes ilimitados en metros y bus válida por 30 días, que pasará a ser la nueva tarjeta de uso habitual,  y que tendrá una reducción del 25% respecto al precio de la actual T-mes.

La nueva T-casual, tarjeta unipersonal de 10 viajes, sustituirá a la actual T-10. En definitiva en este aspecto solo cambiará el nombre aunque auguramos que también subirá el precio para motivar al usuario a la compra de la tarjeta T-usual. Esto supuéstamente  de acuerdo con la interpretación del Ajuntament de Barcelona aumentará los viajes en transporte público. Bien, es un suponer, lo que seguro que aumenta en términos generales la recaudación y el coste que deberá de dirigir el usuario a sus desplazamientos en transporte público.

La T-joven, con viajes ilimitados para los menores de 25 años durante 90 días, también reducirá su precio en un 25%.

Deja una respuesta