El mejor descalcificador de agua

 

El agua es importante para tu salud y la de tu hogar. Elige con cabeza y busca siempre la mejor propuesta posible.

descalcificador de aguaInstalar un descalcificador de agua en casa se está convirtiendo en la rutina habitual en numerosos hogares sobre todo en Barcelona donde abunda el agua dura.

Aunque un agua dura (exceso de minerales de calcio y magnesio) no sea problemático para nuestra salud, si lo puede ser para nuestras instalaciones aparatos de agua caliente sanitaria y los electrodomésticos de la vivienda.

El usuario, ante la necesidad de comprar alguno de estos equipos, siempre trata de buscar antes cuáles son los que hay disponibles en el mercado, comparar, ver precios, ventajas, desventajas… Aunque en el fondo el objetivo es dar con el mejor descalcificador, es conveniente informarse antes para conocer los dos modelos que hay con respecto a su tratamiento y, puestos frente a frente sus bondades y sus carencias, comparar para ver por cuál apostar.

Para facilitar la búsqueda a cualquiera que se ponga manos a la obra, vamos a dejarlo claro de primeras. Los mejores modelos son aquellos que funcionan sin sal. La otra alternativa, también conocidos como descalcificadores de intercambio iónico, hace que el agua deje de ser potable debido al tratamiento que se le aplica, lo que a su vez provoca la necesidad de instalar un equipo adicional de ósmosis para que pueda beberse.

Teniendo esto en cuenta, hay justificaciones de sobra para insistir en que el mejor descalcificador de agua es el descalcificador sin sal.

Sus beneficios son notables y numerosos en todos y cada uno de los sentidos que puedas imaginar. No solo ayuda a neutralizar la cal, ayuda a la salud del consumidor, a la salud de los aparatos que trata, a la grifería de casa e incluso a la economía del hogar, ya que no requiere de aparatos adicionales para garantizar la potabilidad del líquido.

Y todo esto lo hace sin sacrificar nada de lo que hace que el agua sea buena para nuestro cuerpo. Otros aparatos que intentan limpiarla provocan que su composición se altere y que, de un modo o de otro, acabe siendo menos beneficiosa de lo que debería. En cambio, el procedimiento carente de sal deja que el fluido mantenga sus propiedades y ayude a nuestro organismo. ¿Por qué? Lo explicamos a continuación.

Sustituir calcio y magnesio por sal

Los descalcificadores con sal realizan un proceso de intercambio iónico que sustituye los iones de magnesio y calcio por iones de sodio (sal). Al realizar esto, el agua pierde unos minerales que son necesarios para nuestro organismo, esto no es grave ya que la fuente principal de abastecimiento de estos minerales es a través de la comida, lo que sí es importante y puede afectar a la salud es que añaden sal al agua de consumo, lo que provoca por tanto que no sea potable, principalmente para algunas personas con riesgo vascular.

 

Esta es la principal diferencia del descalcificador sin sal con respecto a los tradicionales. En él, el procedimiento a efectuar es totalmente distinto, realizando una modificación a nivel de composición que provoca que la solubilidad varíe y se pierda esa adherencia tan nociva. A su vez, evita la intromisión de componentes salinos y hace que todo se reduzca a tan solo una instalación. No hay que colocar aparatos adicionales para potabilizar el agua como una ósmosis, no necesita mantenimientos, ni tampoco electricidad, y además, ocupa unas dimensiones bastante reducidas cuando se coloca.

Por todo esto, pensar en el mejor descalcificador posible es pensar en aquel que recurre al proceso en el que no interviene la sal. Todas las características que poseen, sobre todo si se comparan con los que sí usan sal, hacen que destaquen más todavía a la hora de analizarlos en profundidad.



directorio de empresas barcelona

Si estás buscando qué clase de aparato necesitas para neutralizar la cal en tu hogar, ya sabes que la mejor opción posible es la que acabamos de presentar. Por funcionamiento, por ahorro, por salud y por cuidado de los aparatos de casa, es el mejor que puedes comprar si realmente quieres disfrutar de ventajas y, sobre todo, velar por tu salud. No son pocos los que defienden la compra del descalcificador sin sal y, viendo todo lo positivo que reúne, no es de extrañar que cada vez haya más consumidores apostando por él.

Y tú, ¿también vas a ser uno de ellos o prefieres seguir utilizando instalaciones que tienen poco de positivo para tu cuerpo?

RELATED POSTS