El balón ingerible Elipse, un novedoso tratamiento para perder peso

Barcelona es la sede en la que se viene desarrollando un novedoso tratamiento para adelgazar y que lleva el nombre de balón ingerible Elipse. Una técnica que lleva a cabo de forma pionera en la Ciudad Condal el Instituto de Endoscopia Avanzada Espinós Turró del Hospital Quirón Teknon de Barcelona.

perer peso con un balonEl balón ingerible Elipse es un implante diseñado para la ingestión directa por parte del paciente.

Tal y como podemos ver aquí el balón se ingiere a través de una cápsula fácil de tragar y, una vez en el estómago, se llena de una solución hasta llegar a un volumen de 550 – 600 cc. de líquido estéril. Un proceso que, como puede verse a primera vista, no requiere de endoscopia.

Cuando el balón ingerible se coloca y se infla en el estómago produce en el paciente una sensación de saciedad y falta de apetito. De esta manera, será capaz de ayudarle para que cambie sus hábitos alimenticios y le permita perder peso. La clave del éxito del balón ingerible es el cumplimiento del programa de seguimiento posterior establecido y que el paciente se compromete a cumplir una vez que acepta el tratamiento.

Colocación del balón ingerible Elipse en el paciente

Justo antes de ingerir el balón Elipse, el paciente deberá someterse a un control radiográfico de unos 10 minutos. A continuación, el paciente bebe un vaso de agua y se traga la cápsula, que contiene en su interior el balón además de un tubo adosado.

Como acabamos de decir, una vez que se ha tragado la cápsula y ésta se sitúa en el estómago se abre, se rellena y se libera el balón con un contenido en torno a los 550 – 600cc. de líquido estéril.

Más tarde, el equipo de profesionales médicos comprueba con una radiografía que la ubicación del balón ingerible Elipse es correcta y verifica que está completamente relleno. Luego se extrae el tubo guía y el balón queda como si estuviera literalmente flotando en el estómago.

Tal y como asegura el propio equipo médico, se trata de un proceso de colocación muy sencillo y eficaz. Hasta el punto de que no es necesario ningún tipo de sedación o endoscopia. Una vez comprobada la correcta ubicación del balón ingerible, el paciente puede regresar tranquilamente a su casa.

Tratamiento posterior

El equipo médico del Instituto de Endoscopia Avanzada Espinós Turró del Hospital Quirón Teknon de Barcelona será el encargado de llevar a cabo un control de la situación del balón ingerible en el paciente. En este sentido, se le aplicará un programa dietético con el que aprenda a comer de una manera distinta.

El equipo de nutricionistas será quienes dirijan y acompañen al paciente en el tratamiento a desarrollar, vigilando especialmente el cambio de hábitos alimenticios.

Es muy posible que los primeros días posteriores a la colocación del balón ingerible el paciente sienta algunas molestias, tales como náuseas y pequeños vómitos o diarreas. Estos efectos irán remitiendo poco a poco a medida que el cuerpo y el estómago se adapten a la presencia del balón.

Dichas molestias estarán perfectamente controladas por el equipo médico. Al paciente se le ofrecerán una serie de instrucciones a seguir, especialmente en lo relativo a su hidratación. Durante el primer día, por ejemplo, solo podrá tomar unos sorbos de agua y evitar comer alimentos sólidos.

Final del tratamiento y resultados

El balón ingerible Elipse permanecerá en el estómago del paciente durante 4 meses. Pasado este tiempo, se deshace de forma espontánea y se elimina sin riesgos.

Los primeros estudios de este sistema aseguran que el balón gástrico Elipse ayuda a una pérdida de exceso de peso de hasta un 37% y de un 9% del peso corporal total. Aunque todo dependerá en buena medida de cada paciente y de su grado de cumplimiento con respecto a las indicaciones que determine el equipo médico.  

Pero además de esto, se han comprobado otros beneficios para la salud de los pacientes, derivados de la reducción de peso, como por ejemplo diversas mejoras en parámetros metabólicos.



directorio de empresas barcelona

Puede decirse, por tanto, que el balón ingerible Elipse es un dispositivo médico eficaz que ayuda a la dieta del paciente y a modificar su comportamiento dietético, siempre supervisado por un equipo de profesionales. Será este equipo el que controle que el paciente cumple con el programa acordado.

Este tratamiento del balón ingerible está especialmente indicado para aquellos pacientes que sufran de un sobrepeso de entre 10 o 15 kilos o que presenten una obesidad moderada. Suelen ser pacientes de entre 18 y 60 años y que hayan intentado en numerosas ocasiones perder peso sin éxito. Precisamente, su uso para perder peso antes de una intervención de cualquier tipo puede reducir los riesgos asociados a operaciones de este tipo.

Un tratamiento que en la actualidad está totalmente certificado y aprobado por la Comunidad Europea.

Más información en la web de www.cirugiaendoluminal.com

RELATED POSTS